imagenes porno con chavas de secundaria caseras

0 Views0 Comments

hombre follando a caballo

0 Views0 Comments

xxxporno de

0 Views0 Comments

Imagenes de brasileñas gorda desnuda

0 Views0 Comments

porno mujeres asiendo elamor concaballos

0 Views0 Comments

fotos de dibujos teniendo sexo gay

0 Views0 Comments

porno con putas culonas peludas

0 Views0 Comments

porno con perros y caballos 3gp

0 Views0 Comments

videos gratis sexo ecatepec

0 Views0 Comments

Xxx chicas de carro des nudas

0 Views0 Comments

cogiendo y perreando

0 Views0 Comments

fotos porno caliente de negras

0 Views0 Comments

Video porno de pendejas muy chiquitas y fotos

0 Views0 Comments

fotos de culos y vaginas xxx

0 Views0 Comments

chiquitas virjen teniendo sexo

0 Views0 Comments

imagenes de hombres mostrando el pene grande

0 Views0 Comments

inocentes porno

0 Views0 Comments

Página 1 de 10712345...102030...Última »

Felaciar, irrumar, "chuparla", "mamarla". A mucha gente --tanto hombres como mujeres-- les gusta hacerlo. La felación o irrumación (del latín irrumatio) es el acto de aplicar tus labios sobre un pene con el propósito de darle placer.

Más allá de la práctica hay muy pocos consejos que se pueden dar sobre la fellatio. Los labios y la lengua son las dos fuentes principales de estimulación, por lo tanto es ahí donde tenés que prestar más atención para hacer sentir bien a tu compañero. Tanto hombres como mujeres responden bien a la presión y el ritmo, por lo que una presión firme y continua es suficiente para conseguir la reacción que estás esperando.

La fellatio es algo que vos hacés principalmente para el placer de él, así que no tenés por qué sufrir su falta de higiene de él. Si el olor de los genitales de tu compañero es algo que no te hace disfrutar entonces, de manera cordial, ¡pedile que se bañe! Si tu preocupación son los gérmenes, debés saber que en tu boca hay miles de veces más gérmenes que en un pene limpio.

Tragarla

"Tragarla" es el acto de llevar el pene más allá del reflejo de la arcada. En realidad esta aventura sexual está demasiado sobreestimada. La mejor manera de felaciar sigue siendo con la lengua y los labios, metiendo el pene un poco en la boca, sin que te dé náuseas. Sin embargo, para los que quieran saber, la lección básica sigue siendo la práctica. Meté el pene dentro de tu boca todo lo que puedas sin que te provoque un reflejo de arcada. En ese punto cerrá los ojos y concentráte, metiendo unos milímetros más, diciéndote calmadamente que no te vas a ahogar, que en cuanto sientas una arcada podrás sacarlo. El control lo llevás vos con la mano. De a poco metélo un poquito más. Cuando sientas que ya no podés introducirlo más, entonces sacala tan despacio como la metiste.

Posición

Cada pene es diferente, cada hombre tiene sus puntos sensibles y sus maneras preferidas de que se lo agarren. Escuchá a tu compañero. Las mejores pistas para saber si vas bien es la sensación de su cuerpo al tensarse y sus gemidos. Sentíte libre de agarrar con tus manos la parte del pene que no entra dentro de la boca. A muchos hombres les gusta toda la estimulación posible, y la sensación de una mano mojada de saliva es suficiente para mandarlos muy rápidamente al borde del orgasmo.

Algunas personas opinan que la mejor posición para realizar el sexo oral es el 69 (donde cada uno se acuesta con la cabeza cerca de los genitales del otro). Esto tiene sentido, ya que la mayoría de los penes se curvan hacia arriba (hacia la cabeza), y en el 69 esa curva coincide con la curva de la lengua y la garganta. Sin embargo es difícil para ambos realizar y apreciar el sexo oral al mismo tiempo. Probá esa posición, o arrodillate al lado de él, pero por lo menos en el comienzo hacé una sola cosa a la vez.

Deglución del semen

Ahora llegamos a un punto difícil: el deglutir de la eyaculación. Para muchos hombres esto es importante. Sienten que si tragás su semen completás el acto de hacer el amor y aceptás una parte de él dentro tuyo.

Respecto a este tema hay dos consideraciones: la principal es el peligro de contagiarse con el virus HIV. Una sola ingesta de semen (o una sola penetración sin preservativo) es suficiente para contagiarse y contraer sida. Algunas personas no tragan el semen sino que lo escupen o se lo pasan a su pareja, y además se enjuagan inmediatamente la boca. Pero eso es jugar con fuego, ya que el virus podría penetrar en el torrente sanguíneo a través de la mucosa que recubre el interior de la boca (que generalmente se paspa durante una fellatio) o a través de alguna pequeña herida o llaga (por eso no hay que cepillarse los dientes antes de una fellatio).

Otro punto es que a muchas personas no les gusta el sabor del semen y no hay manera de que acepten tragarlo. Hablá de esto con tu compañero antes de chupársela. Hacéle saber claramente que no es nada personal, que simplemente no soportás tragar el semen.

Sabor del semen

Los nutricionistas han investigado este tema del sabor del semen y responden que uno es lo que come. El sentido común dice que si el sabor de tu semen es rico, a tu pareja no le va a molestar tragarlo. Así que mejorar tu sabor y olor corporal se tiene que volver algo importante para vos.

En general, los nutricionistas dicen que los alimentos alcalino-básicos (tales como la carne y el pescado) producen un sabor grasoso, como a pescado. Los lácteos, que contienen un alto nivel de putrefacción, forman fluidos de sabor no muy agradable (aunque hay uno peor: el espárrago. El sabor del semen con gusto a espárrago es simplemente inolvidable). Los alimentos ácidos, las frutas, los dulces y el alcohol dan a los fluidos un sabor placentero, dulce. Sin embargo los licores procesados químicamente causan un sabor ácido, así que si vas a beber alcohol, utilizá cervezas fermentadas de manera natural o sake de arroz.

Contenido químico del semen

La cuestión del contenido del semen preocupa especialmente a las personas que tragan semen regularmente y que se preocupan por la ingesta de calorías y nutrientes. Una eyaculación promedio posee un contenido calórico de 15 calorías, y contiene (en orden alfabético) abutonia, ácido cítrico, ácido desoxirribonucleico (el ADN de tu compañero), ácido láctico, ácido pirúvico, ácido úrico, antígenos del grupo sanguíneo, calcio, colina, cloro, colesterol, creatina, espermina, fósforo, fructuosa, glutatión, hyaluronidasa, inositol, magnesio, nitrógeno, potasio, purina, piramidina, sodio, sorbitol, urea, vitamina B12, vitamina C (ácido ascórbico) y zinc.

Epílogo

Hay sólo una manera buena de realizar una fellatio y es con mucho entusiasmo y alegría. Te tiene que gustar hacerlo ya sea porque amás a tu compañero o porque te gusta chuparle el pene. ¡Lo mejor sería que te gustara por ambas razones! Un orgasmo fingido no sirve para disimular una fellatio mediocre.